5 cosas que hacer si hay un ciberacosador en tu lugar de trabajo

23 de Octubre de 2020

Por Kirsten Queen

Cuando pensamos en el ciberacoso, a menudo lo asociamos a niños en edad escolar. Pero el hostigamiento en línea adopta muchas formas, y los adultos pueden experimentar ciberacoso de compañeros de trabajo. El acoso en el lugar de trabajo no es nada nuevo; según encuestas del Workplace Bullying Institute (WBI), 60.3 millones de adultos estadounidenses se ven afectados por el acoso en el trabajo.

Según una encuesta de Monster.com, los jefes o gerentes constituyen el 51% de los acosadores en el lugar de trabajo, mientras que otro 39% son compañeros de trabajo. A medida que trabajamos cada vez más en línea, el acoso también se vuelve digital, y tiene lugar en plataformas de mensajería instantánea y en el email. Algunos acosadores laborales hostigan a sus víctimas fuera del horario de trabajo, al recurrir a medios sociales, mensajes de texto y otras plataformas digitales. El acoso y el ciberacoso tienen importantes consecuencias en el lugar de trabajo: reducen la productividad o la moral, aumentan el ausentismo de los empleados y generan altas tasas de rotación de personal. Los propios trabajadores son más propensos a experimentar pérdida de autoestima, ansiedad, ataques de pánico y estrés, y muchos abandonan sus puestos para buscar otras oportunidades.

¿Qué es el acoso en el lugar de trabajo?

Si bien pueden surgir conflictos en el lugar de trabajo, el acoso es algo diferente. El WBI define el acoso en el lugar de trabajo como "maltrato perjudicial reiterado de un empleado por parte de uno o más empleados". El acoso puede revestir la forma de abuso verbal, comportamientos amenazantes verbales o físicos, e interferencia en el trabajo, incluido el sabotaje.

Nadie merece sufrir acoso, y esto puede tener un impacto importante en los empleados y en las empresas para las que trabajan. Con el ciberacoso cada vez más generalizado en el lugar de trabajo, a continuación incluimos cinco medidas que puedes tomar contra el acoso en el lugar de trabajo.

1. Dile al ciberacosador que se detenga

Dile al acosador una vez y solo una vez que debe terminar con su comportamiento. No tomes represalias ni respondas de manera severa y asegúrate de mantener un tono profesional. Documenta esta conversación, incluidos la fecha y lo que se habló. Establece límites claros con tu acosador laboral y explica específicamente qué comportamiento no aceptarás más. TheBalanceCareers.com recomienda describir el comportamiento, cómo lo vives y el impacto que tiene en tu trabajo.

2. Mantén registros

Si el comportamiento continúa, mantén registros detallados de cada incidente de ciberacoso, ya sea por email, mensaje de texto o mensaje instantáneo, o en los medios sociales. Incluye la fecha, hora, el contenido del mensaje y la plataforma. Haz capturas de pantalla de los mensajes de texto o guarda copias de los emails. Si alguna persona es testigo del incidente, asegúrate de documentar eso también. Será útil si necesitas denunciar el incidente, o si la situación se agrava y necesitas la intervención de autoridades legales.

3. Denuncia los incidentes

Obtén ayuda de tu gerente (si es posible) y del departamento de RR. HH. o de superiores, si es necesario. Asegúrate de presentar los hechos y explicar la situación con calma y claridad. Detalla todas las medidas que hayas tomado para detener el comportamiento y comparte tus registros de los incidentes de acoso. Es aconsejable que expliques de qué manera estos ataques afectan tu productividad en el trabajo.

4. Obtén ayuda

Sufrir ciberacoso en el trabajo es doloroso, y es posible que necesites buscar ayuda de amigos, familiares y/o de un consejero o terapeuta. Dado que el acoso en el lugar de trabajo puede dañar la autoestima y generar ansiedad en las personas, cuidarse a uno mismo es especialmente importante. Recuerda que el acoso no es un reflejo de ti, sino una elección que hace la otra persona y en realidad se trata de ella. Hablar con alguien puede ayudarte a explorar los sentimientos difíciles que genera el acoso.

5. Piensa en los próximos pasos

Si el comportamiento continúa, debes comenzar a pensar en los próximos pasos. Es posible que debas bloquear al ciberacosador de tus cuentas en medios sociales o incluso configurar una nueva cuenta de email si el acoso tiene lugar fuera de las cuentas laborales. Si la situación se agrava y tu acosador realiza amenazas contra tu seguridad física, es posible que debas ponerte en contacto con la policía y presentar una denuncia o solicitar una orden de restricción. También sería conveniente ponerte en contacto con un abogado que pueda presentar una demanda en tu nombre y obtener un resarcimiento. Por último, probablemente debas tomar medidas para buscar un nuevo puesto en otro lugar, en especial si los esfuerzos de RR. HH. y de los gerentes no son eficaces.

Si te preocupa que tu acosador esté intentando ingresar en tus cuentas u obtener acceso a información personal, toma medidas para configurar contraseñas fuertes y proteger tus cuentas en línea. Si el acoso tiene lugar fuera del trabajo, también puedes contactarte y denunciar los incidentes en las plataformas de los medios sociales en las que ocurren los incidentes. Por sobre todo, cuídate y concéntrate en tu seguridad.

¿Tienes algún consejo para víctimas de un ciberacosador en el lugar de trabajo? Compártelo con nosotros en los medios sociales: @CenturyLink.


Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado.

 

¿Te resultó útil este artículo?