Guía de medios y tecnología para familias, parte 1

Un plan de medios para tu hogar

17 de Julio de 2020

Por Jennifer Fossenbell

¡No hay más escuela por el verano! Los niños están en casa... o, mejor dicho, ¿están aún en casa? En 2020, los padres y encargados del cuidado de los niños se han apoyado más que nunca en tecnología para educar, entretener y matener ocupados a los niños en el hogar.

No faltan opciones de tecnología "fáciles" para darles algo para hacer a los niños, desde juegos hasta aplicaciones de entretenimiento educativo, aplicaciones de mensajería de video, dibujos animados y programas en servicios de transmisión; pero no todo el tiempo frente a la pantalla es igual. Al mirar con más detenimiento, además de lo positivo, también se descubren los detalles negativos de las aplicaciones para niños. Entonces, ¿cómo distinguimos lo bueno de lo malo?

Algunos padres son de la opinión de "restringir el tiempo frente a la pantalla tanto como sea posible", mientras que otros se inclinan más por "darles algo para que no molesten por una hora". Pero más allá de cuál sea tu posición con respecto al tema, no se puede negar que, en el mundo de hoy, la tecnología es parte de nuestras vidas, cada vez más y a cualquier edad. De hecho, un informe del consumidor reveló que los niños de 4 a 14 años tienen, en promedio, 11 dispositivos de medios electrónicos en su hogar.

Hay que aceptarlo, la mayoría de los niños pasarán parte de su tiempo mirando las pantallas, es inevitable. Como padres y responsables a cargo, queremos tomar decisiones bien fundadas para ayudarlos a aprovechar al máximo ese tiempo con contenido divertido y enriquecedor. Y eso se puede lograr creando un plan de medios o un conjunto de pautas para toda la familia sobre la cantidad de tiempo que deben pasar frente a la pantalla y en los medios sociales.

Motivos por los que tu familia necesita un plan de medios

Un estudio de la Kaiser Family Foundation arrojó que menos de un tercio de los niños de 8 a 18 años informaron tener reglas sobre qué programas de televisión pueden ver o qué videojuegos pueden jugar. Y la cantidad de niños que dijeron que tienen reglas sobre lo que pueden hacer en la computadora no es mucho más alta, solo 36%. La participación de los padres es fundamental para garantizar que los niños saquen el mayor provecho de la tecnología con el menor daño posible.

La Asociación Estadounidense de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) aconseja crear juntos un plan de medios familiar para fijar reglas sobre el tiempo frente a la pantalla y dispositivos electrónicos, así como el tiempo para pasar en familia, para actividades al aire libre y para dormir. También recomiendan usar los medios junto con los niños y discutir lo que ven, ubicando a los adultos responsables en el papel de "mentores" que guían hacia un uso saludable de los medios.

Los niños imitan lo que hacen los adultos, por lo que es importante que estés conciente de cuánto usas tu teléfono o tableta mientras tu hijo de 2 años te mira. Mientras más te vean a tí, o a un hermano mayor o adulto a cargo, usando un dispositivo, más querrán hacer lo mismo los más pequeños de la familia.

La doctora Gwenn Schurgin O'Keeffe, especialista en tecnología y autora, también subraya la importancia de hablar con los niños sobre lo que ven y encontrar formas de hacer que sea una experiencia conjunta. La AAP, por su parte, señala la gran influencia que tienen los ejemplos positivos en el uso de la tecnología. Aconsejan que toda la familia elija algunos momentos sin usar los medios, en los que tanto padres como hijos guardan sus dispositivos y pasan tiempo juntos, por ejemplo, durante las comidas. Otra opción es designar zonas libres de medios en el hogar, como ser ciertas habitaciones o en una sala de estar, donde pasen tiempo juntos jugando juegos de mesa, leyendo, escuchando música o simplemente charlando.

La supervisión es fundamental

La importancia del control parental se ha puesto de manifiesto en diversas historias que revelan cuánto contenido nefasto tienen muchos videos de YouTube que se supone que son para niños. Existen pocos controles sobre lo que se publica en sitios públicos como ese, sin mencionar las cadenas de comentarios que contienen lenguaje grosero y amenazas con las que los niños que saben leer se pueden topar fácilmente. Incluso YouTube Kids, expresamente comercializado como para niños, se ha convertido, sin quererlo, en presentador de contenido dañino escondido en videos aparentemente simpáticos y aptos para niños. Conclusión: lo mejor es vigilar muy de cerca el uso de cualquier aplicación que permita a los usuarios buscar en una biblioteca de contenido generado por el público. Pero ningún control, de un bot o de los padres (aunque estos también son útiles), puede reemplazar el ojo vigilante de una persona encargada de cuidar al niño.

En cuanto a los controles parentales, tienes infinidad de opciones para hacer un seguimiento de las actividades de tus hijos mientras usan los dispositivos y fijar restricciones al contenido al que puedan acceder. Revisa los puntos cubiertos por alguna lista de control que encuentres para la edad de tu hijo para asegurarte de que no estés pasando por alto ninguna medida de seguridad importante en cada etapa del desarrollo.

¿Cuánto tiempo frente a la pantalla es aceptable?

Si alguna vez has visto a un niño pequeño tomar un smartphone, ya habrás notado lo rápido que descubren los conceptos básicos de deslizar y tocar una pantalla táctil. Es por ese motivo, justamente, que los teléfonos y tabletas son una solución fácil para entretener a los niños desde que son bebés. Pero es importante que cada vez que le des un dispositivo a tus pequeños, lo hagas a conciencia ¡si no quieres terminar compitiendo con ellos por usar tu propio teléfono!

Un estudio de 2017 reveló que los niños de hasta ocho años pasan un promedio de más de dos horas al día en los medios, cuando la AAP recomienda limitar el tiempo frente a la pantalla en niños de 2 a 5 años a solo una hora por día.

Las últimas recomendaciones de AAP varían según el rango etario debido a que las necesidades cognitivas y de desarrollo son drásticamente diferentes. Ofrecen información específica para bebés y niños pequeños y para niños en edad escolar y adolescentes.

  • Hasta 18 meses: usar pantallas solo para videollamadas con amigos o familiares
  • De 18 a 24 meses: cantidad limitada de TV o videos de alta calidad (y verlos con ellos)
  • De 2 a 5 años: 1 hora por día de programas de alta calidad (también es mejor verlos junto con ellos)
  • De 6 años en adelante: establecer límites consistentes en cuanto a la cantidad de tiempo y los tipos de medios; prestar especial atención a que los medios no interfieran con el sueño, la actividad física o la interacción social

Los medios están para quedarse. Afortunadamente, los recursos educativos de calidad para niños abundan (puedes encontrar recomendaciones en la parte 2 de nuestra guía de medios y tecnlogía para familias). Pero incluso con la mejor programación, tampoco está bien excederse en algo bueno. Enseñarle a tus hijos cómo usar los medios de manera saludable comienza contigo. Siguiendo estos principios, ayudarás a tus hijos a desarrollar hábitos saludables para usar los medios y te asegurarás de tener un tiempo familiar de calidad y sin pantallas.


Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado.

 

¿Te resultó útil este artículo?