Cómo mejorar las videoconferencias a velocidades más bajas

25 de Septiembre de 2020

Para muchos estudiantes y empleados, la vida diaria ha pasado a transcurrir casi totalmente en línea. Esto significa que dependemos de las plataformas de video para conectar a maestros con estudiantes y a equipos de trabajo entre sí. Además, brindamos espacios para reuniones y eventos sociales.

Todas estas comunidades virtuales necesitan de las videoconferencias, lo que puede cargar tu conexión a Internet de banda ancha , especialmente cuando se toma junto con las necesidades diarias de Internet. Según la velocidad de tu servicio, es posible que tengas dificultades para obtener una imagen clara o un buen sonido cuando estés en videollamadas. Además, si varios miembros de tu hogar utilizan la videoconferencia simultáneamente para estudiar o trabajar desde casa, es posible que surjan complicaciones adicionales.

Entonces, hablemos de soluciones. Ya sea que uses Microsoft Teams®, Zoom, Google Meet™ o cualquier otra plataforma de video, hay algunos consejos comunes que puedes seguir para maximizar el rendimiento de tu Internet y de tus dispositivos, para que mismo puedas maximizar tu éxito.

Aprovecha al máximo tu WiFi y tu ancho de banda

Cada dispositivo conectado en tu hogar consume una parte de tu ancho de banda, de modo que mientras más dispositivos o aplicaciones tengas ejecutándose, más lento será el rendimiento de todos ellos. Esto incluye la creciente lista de dispositivos inteligentes que muchas personas usan en sus hogares como asistentes (por ejemplo, Google Home o Alexa), smart TV, termostatos inteligentes, sistemas de seguridad residencial, entre otros.

Estas son algunas formas de maximizar el rendimiento de Internet para soportar reuniones en línea, sin importar el tipo de dispositivo que estés usando:
 

  • Intenta acercar tu dispositivo y puesto de trabajo al enrutador WiFi de tu hogar u oficina.
  • Utiliza un extensor de WiFi  para ampliar el alcance inalámbrico a las áreas de tu hogar que están más lejos del enrutador.
  • Es importante tener el video encendido ("video on") para mantenerse conectado, pero si estás tratando de conservar el ancho de banda o tienes mucha gente en Internet, apagarlo puede ser beneficioso. Esta es la forma más sencilla de reducir la transferencia de datos a través de tu red. En muchas aplicaciones, puedes unirte a reuniones con la cámara apagada y encenderla solo cuando estás hablando. O reserva el video para sesiones de grupos más pequeños donde puedas conectarte de una manera más personal. También puedes invitar a otros a hacer lo mismo y reducir así el ancho de banda de video general para reuniones más grandes.
  • Desactiva el video HD (alta definición) y utiliza SD (definición estándar) en tu lugar para liberar más ancho de banda de Internet. Si tu plataforma lo permite, puedes ir a la configuración de video en tu aplicación para habilitar o inhabilitar el video HD.
  • Evita ejecutar otras actividades que consuman gran ancho de banda durante la videoconferencia y pide a los demás en la casa que hagan lo mismo. Durante las videollamadas, es aconsejable que los miembros de tu familia eviten transmitir videos o música, jugar juegos en línea, cargar y descargar archivos grandes, ejecutar copias de seguridad en la nube o sincronizar archivos.
  • Cuando uses WiFi, selecciona la frecuencia de 5 GHz en lugar de 2.4 GHz para conseguir la señal más intensa. En este caso, es especialmente importante ubicarse lo más cerca posible del enrutador y minimizar las barreras físicas entre tu dispositivo y el enrutador.
  • Ubica el mejor canal inalámbrico en la configuración de tu enrutador.

Unirse a videollamadas en una computadora

Si te unes a las reuniones por video desde una laptop o computadora de escritorio, estas son otras sugerencias para tener en cuenta:
 

  • Utiliza una conexión por cable en lugar de conexión por WiFi siempre que sea posible. Siempre que tu computadora tenga un puerto Ethernet, deberías poder conectarte directamente a tu enrutador. Obtén un cable Ethernet más largo, si es necesario; vale la pena para obtener una conexión más estable y confiable.
  • Si tienes que compartir tu pantalla para hacer una presentación o colaboración durante una reunión, apaga tu video para que no uses el ancho de banda de video requerido para ambas acciones al mismo tiempo. Comparte tu pantalla solo el tiempo que sea necesario e invita a otros a hacer lo mismo, ya que esto puede mejorar la calidad de la llamada para todos.
  • Intenta utilizar documentos en colaboración en línea en lugar de compartir la pantalla cuando puedas. Esto incluye plataformas como el paquete en línea de Microsoft Office®, las aplicaciones de Google™, Box Notes, entre otras, que permiten que varias personas vean y/o editen un archivo compartido de forma sincrónica. Esto suele consumir menos datos que la transmisión de video, al tiempo que permite que todos vean los cambios a medida que ocurren.
  • Tener demasiadas aplicaciones y pestañas del navegador abiertas puede afectar la calidad del video. Cierra todas las pestañas y aplicaciones que no necesites.
  • Reduce ligeramente el tamaño de la ventana de videoconferencia para mejorar la calidad del video.
  • Si usas VPN para acceder a la red de una organización, intenta desconectarla durante las reuniones por video siempre que puedas, ya que direccionará los datos a través de una ruta más larga y puede causar retrasos y dañar la calidad del video y audio.
  • Configura tu antivirus, firewall u otro software de seguridad para asegurarte de que estas aplicaciones reconozcan tu aplicación de videoconferencia como una aplicación confiable. Si tienes una computadora que te ha proporcionado tu empleador, es posible que necesites ayuda de un administrador del sistema para hacer esto.

Unirse a videollamadas en un dispositivo móvil

Si estás utilizando un smartphone y no una computadora para unirte a una videoconferencia, considera estos consejos adicionales:
 

  • Apaga el video entrante si no es necesario. Esto mejorará la calidad del audio y consumirá menos batería. Si necesitas tener el video encendido, ten a mano un cargador o un banco de energía móvil.
  • Si no puedes acercarte lo suficiente a tu enrutador inalámbrico para obtener una señal WiFi intensa, desactiva WiFi y usa la señal LTE de tu teléfono en su lugar y muévete al lugar de la casa donde tengas más barras que indican la mejor intensidad de señal LTE activada en tu dispositivo móvil.
  • Considera unirte por llamada a una reunión en lugar de usar el audio de la computadora. Algunas plataformas (como Zoom) tienen la opción de unirse por teléfono, lo que te brindará una conexión de audio más clara, sin dejar de ver el video de la reunión en la pantalla de tu smartphone (o computadora) si lo necesitas.
Descubre qué ancho de banda y otras especificaciones del sistema requiere tu plataforma de videoconferencia:

Aprovecha al máximo tus dispositivos

Además de optimizar tu ancho de banda de Internet, también es importante considerar la potencia de procesamiento de tu computadora u otros dispositivos. El chat de video consume mucha memoria de la computadora (RAM) y potencia de procesamiento (CPU), por lo que tendrás una experiencia más fluida si te aseguras de que tu dispositivo y periféricos, como auriculares y micrófono, funcionen de manera óptima.

Aquí hay algunas ideas para ayudarte a garantizar que tu equipo no se ralentice en las videollamadas:
 

  • Asegúrate de que tu módem/enrutador tenga la versión de firmware más actualizada. Esto es crucial para estar seguro de que tu enrutador WiFi funcione de manera óptima. Consulta el sitio de asistencia del proveedor del enrutador o verifica las actualizaciones disponibles en el portal de configuración de cualquier módem de CenturyLink.
  • Actualiza el firmware y los drivers de tus auriculares y cámara web para que estos importantes accesorios funcionen perfectamente.
  • Cierra todas las aplicaciones innecesarias en tu dispositivo para ahorrar potencia de procesamiento. Puedes verificar el uso de la CPU en el Monitor de Actividad de Apple o el Administrador de Tareas de Windows para detectar qué aplicaciones podrían estar afectando tu sistema, luego cierra todas las que no necesitas para tu sesión de video.
  • Desconecta los monitores externos durante las reuniones por video y utiliza auriculares en lugar del micrófono del sistema para reducir el ruido de fondo, que también reduce la potencia de procesamiento y transferencia de datos.
  • Asegúrate de estar utilizando una computadora/dispositivo reciente que sea compatible con tu aplicación de videoconferencias. Puedes consultar las especificaciones técnicas de cualquier plataforma para comprobar los requerimientos del sistema para obtener el mejor rendimiento.
Descubre qué ancho de banda y otras especificaciones del sistema requiere tu plataforma de videoconferencias:

¿Qué sigue?

Supongamos que has aplicado todos los consejos anteriores para optimizar el rendimiento y aún no obtienes la velocidad que necesitas para las videoconferencias. ¿Qué más puedes hacer?

Según tu plan de Internet, es posible que simplemente no tengas suficiente ancho de banda para satisfacer todas las necesidades de video adicionales, además de la demanda habitual de Internet de tu hogar. En ese caso, es posible que debas mejorar tu velocidad o agregar una segunda línea de Internet.

Mejora tu servicio

Primero determina si hay mejoras de velocidad disponibles en tu dirección. Esto dependerá del servicio que ya tengas y de los niveles de velocidad que se ofrezcan en tu área. Si eres cliente de CenturyLink, la forma más sencilla de ver las actualizaciones que podemos ofrecer es ingresar en My CenturyLink y acceder a Mis Productos.

Agrega una segunda línea de Internet 

Otra opción popular hoy en día es agregar una segunda línea de Internet a tu hogar, que se puede utilizar exclusivamente para teletrabajo y necesidades escolares. Esta es una excelente opción para los hogares que ya cuentan con el nivel de velocidad máxima en su área, pero aún necesitan más ancho de banda.

Conclusiones finales

Al fin y al cabo, estamos todos aprendiendo a aprovechar al máximo las herramientas que tenemos. Ahora, más que nunca, es importante conectarse con otras personas, y las plataformas de videoconferencia lo hacen posible. Hacer que la configuración de tu hogar funcione para ti puede requerir algo de prueba y error, pero con la gran cantidad de recursos y una conexión a Internet sólida, puedes lograrlo.

Ten en cuenta que CenturyLink no brinda soporte técnico para estas plataformas. Si necesitas más ayuda con tu software, utiliza los enlaces proporcionados para obtener ayuda de los fabricantes.

Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado. Todos los nombres de empresas y productos o servicios de terceros a los que se hace referencia en este artículo son solo a fines de identificación y no implican respaldo o asociación con CenturyLink.

¿Te resultó útil este artículo?
Comprar accesorios WiFi
Amplía tu servicio de Internet de CenturyLink con los accesorios de mejor rendimiento de WiFi de nuestros socios, incluidos extensores de alcance, enchufes múltiples inteligentes, y más.
Comprar accesorios para trabajo y aprendizaje remotos
Amplía tu servicio de Internet de CenturyLink con los mejores accesorios de nuestros socios para tu oficina en casa, incluidos auriculares, parlantes y mucho más.