El ABC del WiFi: Comprender cómo funciona WiFi

21 de Septiembre de 2020

¿En qué se relacionan una radio con navegar en Internet? En todo, cuando utilizas WiFi. ¿Sabías que tu enrutador inalámbrico utiliza la misma tecnología que una radio antigua? Bueno, la tecnología podría ser un poco más avanzada, pero opera sobre la base del mismo concepto básico: transmitir datos por aire mediante ondas de radio.

¿Qué significa WiFi?

WiFi, a veces escrito Wi-Fi o wi-fi, se suele creer erróneamente que significa fidelidad inalámbrica, en inglés "wireless fidelity", pero no es exactamente así. El término se inventó en 1999 por una empresa de promoción de marcas para hacer que sonara mucho más atractivo el primer protocolo inalámbrico estandarizado (IEEE 802.11). Se trató de un juego de palabras con el término relacionado con el sonido, "hi-fi" (alta fidelidad), lo que causó la confusión.

Una red inalámbrica se suele denominar WLAN, que significa "red de área local inalámbrica".

Cómo funciona el WiFi

Un proveedor de Internet lleva la conexión a Internet a tu casa por una red de cables, que pueden ser de cobre, como en las líneas DSL o cables de fibra óptica, que se utilizan para Internet por fibra óptica. Algunos servicios también usan el mismo cable coaxial que podrías utilizar para la TV por cable. La red externa se conecta a un toma en tu casa y el módem luego se conecta a eso por medio de un cable de Ethernet.

Si no tuvieras WiFi, deberías conectar cada dispositivo con Internet que tengas en la parte trasera del módem mediante varios cables de Ethernet. Es evidente que nadie tendría suficientes puertos en el módem ni metros de cable para conectar todos esos dispositivos que usamos en la actualidad.

Aquí es donde lo inalámbrico tiene lugar. Tu señal de Internet se transmite por las ondas de radio desde una antena del enrutador a cualquier dispositivo inalámbrico dentro del alcance al que puede acceder esa red. La mayoría de los módems actuales tienen el enrutador incorporado, de manera que solo necesitas una unidad para cumplir ambas funciones: el módem para traer la conexión, y el enrutador para transmitirla de manera inalámbrica a toda la casa.

La manera en la que funciona cualquier configuración de radio: necesitas un dispositivo emisor y un dispositivo receptor configurados en la misma frecuencia para compartir datos a través de ondas de radio. Estas ondas viajan a ciertas frecuencias, de manera que tenemos las radios de los autos que reciben las señales AM y FM, microondas y otros aparatos que emiten ondas de radio y dispositivos con WiFi habilitado, todos ellos operando a frecuencias levemente diferentes. Es posible que exista interferencia si las frecuencias son demasiado similares. Por ejemplo, los sistemas hub de Smart Home, como Zigbee y Z-Wave, al igual que los dispositivos con Bluetooth, suelen operar a frecuencias similares a las redes inalámbricas, es por este motivo que muchos dispositivos y redes tienen la opción de seleccionar un rango de frecuencia diferente para evitar la interferencia de la señal.

Para WiFi, las frecuencias que se usan son 2.4 gigahercios (GHz) y 5 GHz. Eso significa que esas ondas viajan por el aire a una velocidad de miles de millones (gigahercios) de ondas por segundo. ¡Increíble! Por otra parte, las frecuencias de radio que escuchas en tu auto viajan a una velocidad de miles (kilohercios) o millones (megahercios) de ondas por segundo.

Usar los dispositivos conectados a WiFi

La buena noticia es que, como la mayoría de las tecnologías de avanzada, usar WiFi es más fácil que comprender cómo funciona. Conectarse a una red inalámbrica es algo que cualquiera puede hacer, siempre que tengas un enrutador que funcione, conozcas el nombre de la red y la contraseña, y que sepas cómo acceder a la configuración inalámbrica de cada dispositivo. Las laptops, tablets y los smartphones suelen usar íconos y pasos similares para conectarse a WiFi, de manera que, cuando aprendes a hacerlo en un dispositivo, el resto probablemente sea muy simple.

Cuestiones de seguridad

En lo que respecta a seguridad, WiFi es bastante diferente de escuchar la radio. No está previsto que nadie acceda a nuestras redes personales. Para alguien, tener visitantes inesperados que compartan la conexión puede hacerla notablemente lenta. Es más, esos usuarios podrían acceder a información personal por medio de la red inalámbrica, de manera que puede presentar un riesgo para tu seguridad, como también para el rendimiento.

La configuración inalámbrica del enrutador te permite configurar tu red de WiFi como segura o insegura. Una conexión WiFi segura está protegida por contraseña, mientras que una insegura permite a cualquiera conectarse libremente sin tener la contraseña ni información adicional. Se ven conexiones inseguras en algunas áreas públicas como cafeterías, bibliotecas, escuelas o aeropuertos. Pero, cada vez son más los lugares públicos que protegen sus redes con una contraseña de WiFi para evitar el uso no autorizado y mantener la información de los clientes segura.

Los módems de CenturyLink y la mayoría de los módems que arrendas o compras de un proveedor de Internet están configurados con la seguridad inalámbrica ACTIVADA de manera predeterminada. Esto significa que cuando intentes conectar tu dispositivo con la red inalámbrica, te indicará que ingreses una contraseña de red.

Nombre de la red (SSID)

Un nombre de red sirve para identificar la red inalámbrica. Con frecuencia verás que el nombre de la red se lo denomina SSID, que significa "service set identifier" (identificador de grupo de servicios). Los dispositivos vienen preconfigurados con nombres de red genéricos, que pueden estar compuestos por 32 letras y/o números. La manera más sencilla de encontrar el nombre predeterminado de tu red inalámbrica residencial es buscar la calcomanía pegada en la parte inferior del módem. Si no la ves, puedes encontrar tu nombre de red si inicias sesión en el portal de configuración del módem.

Contraseña de WiFi

La contraseña de red, también denominada contraseña de WiFi, protege la red del acceso de usuarios no autorizados. Esto se suele denominar clave de seguridad o contraseña.

Al igual que pasa con el nombre de red, a los dispositivos se les asignan contraseñas predeterminadas cuando se los fabrica. Y, al igual que el SSID, puedes encontrar la contraseña predeterminada de tu dispositivo en la calcomanía o en la interfaz de la configuración del módem.

Personalizar el nombre de tu red y la contraseña

Ni el SSID ni la contraseña predeterminada suelen ser fáciles de recordar. Además, no son tan seguras como quisieras, porque los piratas informáticos pueden conseguir los datos de ingreso establecidos por el fabricante. De manera que, tanto por comodidad como por seguridad, sería conveniente crear tu propio nombre de red y contraseña segura la primera vez que configuras tu módem. De aquí en más, deberías cambiar tu contraseña de WiFi con frecuencia para mejorar la seguridad de tu red residencial.

Cabe aclarar que existe una diferencia entre el ingreso administrativo del módem y el de tu red de WiFi. El usuario y la contraseña de administrador te dan acceso a la interfaz de configuración del módem por medio del navegador, mientras el nombre de la red (SSID) y la contraseña (clave de seguridad) te permiten acceder a la red inalámbrica.

Consejo: Si configuras una contraseña única y la olvidas, deberás usar el botón RESET del módem para restablecer la configuración de fábrica del dispositivo y volver a la contraseña original. Ten en cuenta que si presionas el botón reset también restablece cualquier otro dato o configuración personalizado que hayas cambiado. Lee acerca del botón reset del módem antes de usarlo.

Lista de red

Cuando tratas de conectar cualquier dispositivo a una red inalámbrica, el dispositivo te muestra una lista de todas las redes inalámbricas que encuentra en el área. Según dónde te encuentres y cuántas residencias o negocios tengas cerca, es posible que la lista de nombres de red sea extensa o que haya pocos.

Si le pusiste un nombre único a tu red, es probable que la reconozcas de inmediato. Si mantuviste el nombre predeterminado de fábrica, entonces deberás consultar la etiqueta o la configuración del módem para ver cuál es el nombre de red del dispositivo.

Las redes inalámbricas suelen figurar en la lista según el orden de la intensidad de la señal, de manera que las redes más cercanas, incluso la tuya, debería aparecer entre las primeras de la lista. En la lista de red, las redes seguras se suelen indicar con un ícono de candado. Requieren contraseña para conectarse.

Lograr la conexión total

Si entiendes estos puntos básicos, estás a un 75% de ser un usuario de WiFi experto. El próximo paso es lograr la conexión de todos los dispositivos y aprender a usar el "mejor canal inalámbrico" para lograr la señal más intensa para optimizar tu red residencial.


Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado.  Los nombres de terceros son propiedad de sus respectivos propietarios.

 

¿Te resultó útil este artículo?