Por qué hay que reemplazar la tecnología antigua

2 de Noviembre de 2020

Por Kirsten Queen

Cuando tu dispositivo comienza a funcionar con lentitud o queda congelado, es posible que sea tiempo de reemplazarlo.  Tal vez la batería ya no carga o no puedes hacer actualizaciones del software en tu modelo de smartphone.  La tecnología dura hasta que el usuario necesita pasar a un dispositivo mejor y más eficiente.  En promedio, se prevé que las laptops tengan una vida útil de entre tres y cinco años mientras que una computadora de escritorio puede durar entre tres a ocho años. Tu smartphone tiene una vida útil prevista de dos años, mientras que algunas tabletas pueden durar varios años.

Eso no parece mucho para un dispositivo que cuesta una cantidad importante de dinero.

Mientras algunos disfrutan de estar al día con la tecnología más avanzada y tener los últimos smartphones, otros se preguntan por qué hay que reemplazar los dispositivos electrónicos con tanta frecuencia. Veamos algunos motivos por los que es necesario reemplazar regularmente las laptops, computadoras, smartphones y otros artículos tecnológicos.

Venció tu garantía

Cada compañia de dispositivos y electrónica tiene diferentes políticas, pero las garantías de las laptops y computadoras de escritorio suelen durar de uno a tres años y cubren reparaciones de defectos de hardware.  Tu cobertura finaliza una vez transcurrido ese período de garantía, lo que puede implicar reparaciones costosas para ti si de pronto tu teclado o monitor dejan de funcionar.  Generalmente puedes comprar garantías extendidas si crees que es necesario para proteger tu dispositivo.

Tu dispositivo no es seguro

Los dispositivos más antiguos implican riesgos de seguridad para sus usuarios.  A medida que las compañías electrónicas lanzan dispositivos nuevos, actualizan su software y sus aplicaciones para funcionar con sistemas más novedosos y puede que los dispositivos más viejos queden en el camino.  Sin las actualizaciones regulares de software, como parches de seguridad o reparaciones contra los virus, estos dispositivos más antiguos pueden quedar vulnerables a los ataques de cibercriminales y al malware, poniendo en riesgo tanto su dispositivo como su información personal.

Necesitas más velocidad

Con hardware más antiguo y sistemas que se añejan, es posible que tu dispositivo ya no funcione con la velocidad que quisieras.  Escuchar el ruido fuerte de los ventiladores de la computadora podría indicar que no está procesando muy eficientemente, lo que puede dañar tu productividad o simplemente hacer que sea más frustrante usar el dispositivo. A veces algunas aplicaciones pueden no funcionar bien juntas o simultáneamente, lo que significa que tal vez necesites un dispositivo con mayor capacidad de procesamiento.

Tus accesorios ya no funcionan

Tal vez tu computadora funciona bien, pero algunos accesorios no fueron hechos para durar y la mayoría no son universales. A medida que los conectores, adaptadores y puertos cambian con los avances tecnológicos, es posible que no puedas encontrar las herramientas que necesitas si se te rompe el mouse, teclado o cargador, lo que dejará inútil tu dispositivo.

La batería no carga

Con diseños y funciones modernas, como la resistencia al agua, las baterías de los smartphones no pueden retirarse  y reemplazarse. Cuando se gastan y dejan de funcionar eficientemente, es necesario reemplazar el smartphone entero.  Si bien esto suele ser frustrante, es una consecuencia de los diseños elegantes y funcionales de los smartphones. Con algunos otros dispositivos, como laptops y tabletas, puedes reemplazar la batería si comienza a desgastarse.

Con riesgos de seguridad importantes y altos costos de reparación, el hardware obsoleto y la frustración inherente a un dispositivo lento o ineficiente, hay muchos buenos motivos para reemplazar los dispositivos más antiguos.  Si decides decirle adiós a tu dispositivo y comprar algo más nuevo, asegúrate de limpiar tus datos del dispositivo. Y recuerda siempre reciclar o donar  tus viejos aparatos electrónicos para no generar basura electrónica en tu comunidad.


Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado.

 

¿Te resultó útil este artículo?