¿Necesitas un plan de protección para mantenimiento?

Nuestros planes de protección para mantenimiento cubren reparaciones relacionadas a los teléfonos que normalmente estarían bajo tu responsabilidad. Si bien son totalmente opcionales, los clientes los adquieren para no tener que preocuparse por arreglar tomas o cables rotos.

Qué cubre

Estos planes cubren:

  • Cargos por un técnico que visita tu hogar e identifica el problema
  • Cargo por un técnico profesional que repare/restaure tu servicio
  • Costo de los materiales que el técnico necesita para arreglar las tomas y los cables dañados

Si tienes un problema en el servicio —por ej., si escuchas un ruido en tu línea telefónica—, nos contactas y ubicamos y reparamos las tomas y los cables dañados (ver exclusiones a continuación).

Nota: si no te suscribes a un plan de protección, lo primero que debes hacer es determinar si el problema sucede dentro o fuera de tu casa. Esto es importante porque los problemas que suceden fuera de tu casa corren bajo nuestra responsabilidad, pero los problemas que ocurren dentro de tu casa son tu responsabilidad. Esto incluye identificar el problema, repararlo y pagar cualquier gasto asociado.

Lo que no cubre

Los clientes normalmente consideran que estos planes son una muy buena alternativa que les brindará tranquilidad, pero los planes no cubren todo. Por lo tanto, para que no haya sorpresas, consulta sobre las exclusiones antes de suscribirte.

Por lo general, estos planes no cubren:

  • Instalación de nuevas tomas y nuevos cableados
  • Reparación de condiciones preexistentes, como:
    • Problemas con las tomas o el cableado que hayan surgido antes de adquirir la protección
    • Tomas o cableado que se hallaban defectuosos antes de que te mudes a tu ubicación
    • Recableado completo de tomas existentes para hacerlas funcionar con tu servicio nuevo
  • Recableado de tomas y cables no estándar
  • Inspección, instalación o reparación de equipos personales (por ej., el teléfono en sí, computadoras, módems no certificados por CenturyLink, dispositivos para juegos, cables conectores, equipos TDD, etc.)
  • Daño producido por desastres naturales
  • Daño causado por abuso o descuido tuyo, de quienes te visitan, de ocupantes o animales

Nota: la lista anterior incluye las preguntas más frecuentes sobre las exclusiones. Si quieres revisar la lista completa de exclusiones, comunícate con Servicio al Cliente.

Cuánto cuesta

Si quieres saber si suscribirte a uno de estos planes a la larga valdrá la pena o no, ten en cuenta estos números:

Los planes de protección para mantenimiento cuestan $11 por línea/al mes**** — es decir, $132 por año si tienes una línea telefónica. Si te suscribes a un plan y tienes un problema en el servicio, el cual se originó dentro de tu hogar, identificaremos el problema y lo repararemos, sin costo adicional.

Sin un plan de protección, cobramos:

  • $85 para identificar el problema (los cargos pueden variar ligeramente según el lugar donde vivas)
  • Si nos contratas para realizar la reparación, no cobraremos el cargo por la identificación del problema, solamente tendrás que pagar el trabajo y los costos de los materiales. Debido a que los cargos varían según lo que se necesite hacer, no podemos darte un precio aproximado, pero podemos proporcionarte un presupuesto por escrito —y garantía de satisfacción— antes de comenzar el trabajo.
¿Sabías qué? Si vives en un apartamento, puede que la instalación y la reparación del equipo estén incluidas en el contrato de alquiler, lo que significa que probablemente no tengas que pagar nada. Para recibir más información, comunícate con el administrador de tu edificio.

No necesario que nos contrates para reparar el equipo dañado dentro de tu hogar. Puedes buscar otras opciones. Por ejemplo, si tienes las habilidades necesarias, puedes realizar tú mismo el trabajo o puedes contratar un profesional especializado en ese tipo de trabajo.

Consejo: el personal de mantenimiento y los electricistas generalmente realizan este tipo de reparaciones y puedes encontrarlos en el directorio telefónico, en Internet o por referencias. Al hacer el presupuesto, prevé que la mayoría de los profesionales cobran por hora, además de los materiales. Al programar el servicio, asegúrate de preguntar por el tiempo y el costo estimados además de la garantía del servicio.

Cómo contratar o cancelar un plan de protección

Suscribirse a un plan de protección para mantenimiento es fácil. La cobertura entra en vigencia inmediatamente. Simplemente contáctanos y un agente tomará tus datos y activará tu suscripción. Si decides que este tipo de protección no es para ti, puedes cancelar el plan en cualquier momento sin sanción alguna.

Recuerda: Podría haber un cargo por terminación temprano si se cancela a menos de 9 meses de la fecha de compra.

¿Te resultó útil este artículo?
¡Lamentamos no haber podido ayudarte a encontrar lo que estabas buscando!
Nos gustaría que nos dejes tus comentarios sobre este artículo. Indícanos cómo podemos mejorar. Si necesitas ayuda inmediata con un servicio o un problema técnico, ingresa en la página Contáctanos.
¡Gracias por los comentarios!
Soluciona problemas con tu servicio de Internet o teléfono
Ingresa tu Número de Cuenta o Teléfono de Facturación y Código Postal de Facturación para evaluar tus servicios.