4 formas de mejorar la velocidad de Internet

28 de abril de 2020

Por Jill Case

En los hogares de toda la nación, la gente está trabajando en forma remota a la vez que los niños de todas las edades están accediendo a Internet para aprender y mantenerse en contacto con amigos. Al final del día, para relajarnos, a menudo tomamos el control remoto para ver nuestros programas favoritos. En la mayoría de los hogares, estamos realizando muchas actividades en línea al mismo tiempo, desde temprano por la mañana hasta última hora de la noche. Si notas que tu conexión a Internet está lenta, intenta poner en práctica estos consejos para normalizarla. 

4 formas de mejorar tu velocidad de Internet

Antes de empezar, es útil saber cuál es actualmente tu velocidad de Internet. Ejecuta la prueba de velocidad de Internet en un dispositivo, idealmente teniendo desconectados todos los demás dispositivos, y repite la prueba varias veces para obtener un cuadro más preciso de tu velocidad general.

Haz un recuento de todos los dispositivos

Ten en cuenta todos los dispositivos que estén usando tu servicio de Internet, ya sea por conexión inalambrica o cableada. Cada uno de los dispositivos conectados en tu hogar consume una porción del ancho de banda, de modo que cuantos más dispositivos tengas, más baja será la velocidad general de tu Internet. No olvides contar los dispositivos inteligentes como Google Home o Alexa, dispositivos de seguridad, TV inteligentes, termostatos, sistemas de seguridad residencial y muchos otros aparatos inteligentes.

Determina la prioridad de uso

Luego de determinar cuántos dispositivos están utilizando Internet, analiza cuáles tienen prioridad. Por ejemplo, es probable que las obligaciones laborales tengan prioridad sobre la transmisión de tu programa favorito. Si estás usando una VPN, asegúrate de utilizarla sólo cuando sea necesaria. Si necesitas descargar archivos pesados para la escuela o el trabajo, hazlo durante la noche con un respaldo basado en la nube. Esto liberará un valioso ancho de banda durante el día y posiblemente mejore el rendimiento de Internet. 

Las reuniones por video son una manera excelente de seguir conectados, pero pueden consumir mucho ancho de banda. Activa el video únicamente para reuniones importantes o más personales. Si hay dos o más personas trabajando bajo un mismo techo, hablen sobre cómo trabajar juntos eficazmente. Si tienen horarios flexibles, intenten que una o más personas trabajen fuera de los horarios pico, cuando la red está menos cargada.  

No obstante, si un familiar o un compañero está trabajando fuera de los horarios pico, es importante que minimicen el uso que hacen de los dispositivos y servicios de transmisión durante las horas pico. Este puede ser un buen momento para redescubrir la lectura, el tejido o las caminatas largas (con distancia social, por supuesto).

Ahora que ya has hecho un inventario, hay cuatro cosas que puedes hacer para mejorar tu velocidad de Internet.

1. Apaga los dispositivos que no sean esenciales

Asegúrate de que los dispositivos considerados no esenciales estén apagados. Los dispositivos "dormidos" o pausados siguen usando ancho de banda de Internet; por eso, siempre que sea posible, apágalos por completo. Esto incluye:  

  • Dispositivos para transmisión de video donde se ven Netflix, Hulu y Youtube, TV, etc.
  • Sistemas de juegos interactivos 
  • Servicios de transmisión de música como Apple Music y Spotify   

2. Consejos logísticos y ambientales para mejorar tu velocidad de Internet

Algo tan simple como cambiar el enrutador de lugar puede ayudarte a aumentar tu velocidad de Internet. Coloca el enrutador sobre una biblioteca, estantería o en la planta alta de la casa para que haya mejor cobertura. Evita colocarlo sobre el piso, en un rincón o en el sótano. Las ubicaciones ideales suelen ser centrales en un lugar con circulación de aire. Nunca coloques el enrutador (ni ningún otro dispositivo electrónico) cerca de una fuente de calor, obstrucciones metálicas u otros dispositivos que puedan causar interferencias, como hornos microondas o monitores de bebé. 

3. Restablece el módem

Volver a encender o reiniciar el módem es otra forma sencilla de solucionarlo y puede ayudarte a aumentar la velocidad de Internet. Simplemente apagar y volver a encender el módem puede forzarlo a resetearse y mejorar las conexiones lentas. Si tu Internet está más lenta de lo habitual, siempre vale la pena intentar reiniciar el módem antes de probar cualquier otra cosa.  

4. Usa un extensor de WiFi

Un extensor de Wi-Fi ayuda a brindar una cobertura de señal inalámbrica a cada rincón de tu casa. Si detectas buffering mientras utilizas servicios de transmisión en un lugar de tu hogar pero no en otros, es posible que estés experimentando problemas con tu cobertura de Wi-Fi y un paquete extensor de Wi-Fi G.Hn podría ser la solución.

Las velocidades de Internet lentas pueden ser una molestia, especialmente cuando existen asuntos importantes que resolver, como la entrega de un informe de negocios, ponerse al día con la tarea escolar de tu hijo y sí, ver tu programa favorito. Con un poco de organización, y quizás moviendo algunos muebles de lugar, estos consejos pueden ser útiles y así puedes lograr que tu hogar recupere su ritmo con velocidades increíblemente rápidas de Internet.  

Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado.

 

¿Te resultó útil este artículo?