Cómo saber si otra persona usa tu WiFi

6 de Julio de 2020

Por Bianca Torres

¿Tu conexión a Internet anda más lenta de lo normal? Es probable que alguien esté “colgado” de tu Internet. Cuando una persona se conecta a tu red WiFi no protegida sin tu permiso, significa que está colgado a tu red. La mayoría de los casos de conexión no autorizada provienen de vecinos que no quieren pagar la conexión de WiFi y aprovechan la oportunidad de conectarse a la tuya gratis. Menos usual, podría ser un hacker que se conecta a una red WiFi sin protección, lo cual le facilita acceder a tu información personal. Asegurar tu red WiFi ayuda a evitar que cualquier persona se conecte a tu WiFi, independientemente de cuáles sean sus intenciones.

Dos formas para verificar si alguien está usando tu WiFi

Si notas que tu conexión a Internet anda más lenta de lo normal, y estás completamente seguro que no es problema de la red, verifica si alguien está conectado a tu WiFi sin autorización. Hay dos formas de verificar qué dispositivos están conectados a tu red.

Poca tecnología

Una forma sencilla, y que requiere de poca tecnología, para verificar si alguien está usando tu WiFi es ver si en el enrutador hay una luz verde parpadeando después de desenchufar o apagar todos los dispositivos de tu casa conectados a tu red WiFi.

Este método funciona mejor si sabes cuáles son todos los dispositivos que están conectados a tu WiFi. Asegúrate de apagar o desenchufar todos los smartTV, computadoras, tabletas, teléfonos o cualquier otro dispositivo conectado a tu Internet. Una vez que estés seguro de que todos los dispositivos han sido apagados, fíjate en la luz de señal inalámbrica en tu enrutador. Si esa luz parpadea, significa que otro dispositivo sigue usando tu Internet. Si no parpadea ninguna luz, entonces ¡estás a salvo! Asegúrate de proteger tu red WiFi.

Alta tecnología

Una forma más detallada de verificar si hay dispositivos no autorizados conectados a tu WiFi es buscar la dirección IP de tu enrutador y la lista de los dispositivos conectados a tu red de Internet. Para empezar, necesitas determinar la dirección IP de tu enrutador. La mayoría de las direcciones IP de los enrutadores son 192.168.1.1, pero para estar seguro, sigue los pasos a continuación:

Si eres usuario de Windows...
Si eres usuario de Mac...

Una vez que tengas la dirección IP, abre una ventana de un navegador de Internet. Escribe tu dirección IP en la barra de búsqueda, te aparecerá un aviso para iniciar sesión en el enrutador. Si nunca cambiaste tus datos de inicio de sesión, el nombre de usuario y la contraseña los puedes encontrar en el enrutador físico. Deben estar impresos en una etiqueta en un costado o en la parte inferior del enrutador.

Ahora, para encontrar los dispositivos conectados, haz clic en Clientes (también puede ser Mi red, Administrador de dispositivos, Dispositivos conectados, etc., dependiendo de la marca del enrutador). Te aparecerá una lista de direcciones IP/MAC y nombres de dispositivos. De la lista, verifica los nombres de los dispositivos y asegúrate de reconocerlos. Si hay algún dispositivo que no reconoces, entonces es momento de proteger tu WiFi.

Cómo proteger tu WiFi

Proteger tu WiFi residencial es la clave para mantener a los usuarios no deseados lejos de tu red.

  • Si aún no lo has hecho, configura una contraseña segura para acceder a tu Wi-Fi y al enrutador. Configura una contraseña difícil de adivinar, que incluya letras, números y caracteres especiales. No uses tu fecha de cumpleaños, tu dirección ni tu número de teléfono, ya que estos son fáciles de encontrar.
  • Si hay algún indicio de que alguien podría estar usando tu WiFi nuevamente, procura hacer coincidir los dispositivos con tu dirección IP. Te recomendamos hacer esto dos veces al año. Incluso puedes establecer un recordatorio en tu calendario. Elabora una planilla con todos tus dispositivos, y actualiza la lista cada vez que agregues un dispositivo nuevo.
  • Solo comparte tu información de inicio de sesión con las personas que viven en tu casa y con personas de tu confianza. Asegúrate de usar las mejores prácticas para mantener tu información privada lo más protegida posible.

Mantener tu red WiFi protegida ayuda a que tu conexión sea rápida y segura, y evitará que cualquier persona intente colgarse a ella. Al configurar una contraseña segura, tomarte el tiempo de revisar la lista de dispositivos conectados a tu enrutador y aprender a proteger tu WiFi, estás tomando las mejores precauciones para mantener tu información segura. Si te mantienes atento y en control de tu conexión de WiFi, puedes navegar en línea seguro.


Este blog tiene fines informativos únicamente y es posible que el usuario final deba realizar una investigación y verificación adicional. Asimismo, la información es suministrada en el estado en el que se encuentra, sin garantía ni condición de ningún tipo, ya sea expresa ni implícita. El riesgo que implica el uso de esta información corre por cuenta del usuario final. CenturyLink no garantiza que la información cumpla con los requisitos del usuario final ni que mediante la implementación o el uso de esta información el usuario final obtenga el resultado deseado.

 

¿Te resultó útil este artículo?