¿Cómo es la TV hoy?

Como todo en esta época, la televisión cambia rápidamente y sigue evolucionando a medida que surgen adelantos tecnológicos o servicios y aparatos digitales nuevos. Durante décadas, la manera en que mirábamos televisión no se modificó. Nos reuníamos en torno a algún tipo de "caja" y sintonizábamos nuestros programas favoritos. Cuando aparecieron la TV satelital y la TV por cable, nuestros hábitos frente a la pantalla no variaron demasiado. Pero hoy no son solo las conductas y costumbres las que cambian, sino también la caja a través de la cual miramos. En la era de las multipantallas, podemos mirar en cualquier lugar, en cualquier momento, prácticamente sin límites. Veamos dónde y cómo podemos acceder hoy a nuestros medios de entretenimiento favoritos.

TV abierta

La televisión existe desde la década de 1920 y hoy sigue evolucionando para satisfacer las necesidades de los consumidores. Las señales de TV abierta se transmiten por ondas de radio, de modo que al principio la mayoría de los hogares necesitaban una antena para mirarla.

La TV abierta tiene contenidos relativamente limitados. Durante más de 35 años, la televisión estuvo dominada por solo tres cadenas grandes: NBC, CBS y ABC. En 1986, Fox rompió esta tendencia y superó en popularidad a sus principales competidores. También abrió las puertas a nuevos competidores, que con el tiempo incluirían a la televisión por cable.

TV por cable

La TV por cable existe desde fines de la década de 1940, pero no fue sino hasta la década de 1980 que realmente alcanzó popularidad. Es igual que la TV abierta en el sentido de que transmite la programación a través de ondas de radio. Sin embargo, en este caso el hogar necesita un cable coaxial, un controlador remoto y un proveedor de servicio de cable. Por lo general, la TV por cable tiene una calidad de video superior a la de la televisión abierta, y muchas más opciones de programas y canales para mirar.

Televisión Satelital

La TV por cable y la TV satelital se desarrollaron juntas y es casi imposible hablar de una sin hacer referencia a la otra. Si viviste la década de 1980, seguramente recordarás la gran cantidad de antenas parabólicas que comenzaron a poblar repentinamente los techos y patios traseros. La TV satelital se convirtió en la competidora más directa del cable, con la diferencia de que para transmitir la programación recurre a un satélite en vez de a ondas de radio. Generalmente, la TV satelital es más económica que el cable cuando se vende individualmente, aunque los costos pueden variar entre los diferentes proveedores y ubicaciones. Tanto el servicio de TV por cable como el satelital deben ser instalados por un técnico del proveedor del servicio, que luego permite el acceso a su lista de programación, según el plan que se haya contratado.

Transmisión en directo (streaming): Una nueva era en la TV

En la década de 1990, los módems y enrutadores comenzaron a permitir el acceso a Internet de alta velocidad a cada vez más hogares, y para mediados de la década de 2000 ya se podía acceder fácilmente a programas de televisión en Internet. Internet brindó más flexibilidad para decidir cómo, dónde y cuándo queremos mirar nuestros programas, películas y deportes favoritos. Internet abrió el paso a una era en que la televisión se ve más influenciada por el consumidor que por las cadenas. Los espectadores tienen mayor control sobre lo que miran y el momento en que lo miran. En vez de sintonizar un programa en un momento específico, ahora podemos transmitir el contenido que elijamos en cualquier horario, casi desde cualquier lugar.

La transmisión de TV permite emitir por Internet un flujo continuo de contenidos. No hacen falta antenas parabólicas ni cables, pero sí, por supuesto, algún tipo de conexión a Internet. Funciona en gran medida como la TV común, ya que hay canales de entre los cuales elegir y algunos programas siguen transmitiéndose en días y horarios determinados. Pero la TV por transmisión en directo ofrece más alternativas y mayor flexibilidad para decidir dónde y cuándo "sintonizar" un contenido. La mayoría de las opciones de TV por transmisión en directo no exigen contrato, como muchos proveedores de TV satelital o por cable, así que se puede cancelar el servicio en cualquier momento. Además, no hace falta instalación profesional; con un poco de orientación, puedes hacerlo tú mismo. La única desventaja es que hay demasiado para elegir ¡y es difícil decidir por dónde empezar!

Servicios de transmisión de TV: Estos servicios de transmisión en directo funcionan como la TV tradicional, con canales en vivo, guías, funciones de DVR y mucho más. El servicio de transmisión de TV (o streaming) es ideal para mirar los últimos juegos deportivos, contenidos locales y conciertos en tiempo real. Algunos ejemplos de servicios de transmisión son YouTube TV, Philo, Fubo TV, Sling TV y Vidgo.

Servicios de video on demand por suscripción (SVOD): Estos servicios de transmisión en directo tienen todos tus programas, películas, documentales y especiales de comedia favoritos, entre otros. No se transmite "en vivo" o en un momento predeterminado, sino que eliges de una biblioteca de contenidos de video y miras lo que seleccionaste "on demand" o en cualquier momento que quieras, en cualquier dispositivo. Algunos ejemplos son Netflix, Starz, Hulu, HBO Now, Showtime y Amazon.

Una TV para TI

Hemos recorrido un largo camino desde aquellos tres canales básicos en la época de las primeras cadenas. Con tantas opciones, a veces es difícil decidir qué es lo mejor para ti y tu familia. Y si bien cada servicio cuesta muchísimo menos que un paquete de TV satelital o por cable tradicional, si contratas muchos servicios los gastos pueden ir sumándose. Por suerte, tenemos una herramienta de recomendación de TV fácil de usar , que te ayudará a escoger programación y contenidos que te gusten y sean razonables y asequibles según tu estilo de vida. Responde algunas preguntas sobre las preferencias y hábitos de tu familia a la hora de mirar TV, elige los canales o programas que sean importantes para ti y deja que la herramienta te haga sugerencias personalizadas en base a tus necesidades. ¡Puede ser divertido explorar las opciones y seleccionar el mejor paquete para ti!

Visita la Página de transmisión de TV de CenturyLink para saber más sobre nuestros socios.

¿Te resultó útil este artículo?
Crea tu propio paquete de TV
Principales Herramientas
Prueba de Velocidad de Internet
Solucionador de Problemas
Administrador de Citas de Servicio
¿Dónde Está Mi Técnico?
Compatibilidad del Módem
Administrar Mis Servicios
Encontrar Disponibilidad de Productos