Examina si tu equipo telefónico tiene algún daño

Si tienes problemas con tu servicio de teléfono residencial, es posible que tu equipo esté dañado o no se haya instalado correctamente.

Tómate un momento para examinar todo lo siguiente:

  • Auriculares del teléfono
  • Cables del teléfono
  • Tomas
  • Otros equipos

Comienza por esa parte del equipo que usas cada vez que realizas una llamada: tu teléfono.

  • Revisa detenidamente los botones del teclado de tu teléfono. ¿Algún número está atascado o tienes alguna razón para creer que el auricular puede estar funcionando mal? De ser así, prueba con otro teléfono.

  • Confirma que todos los teléfonos estén colgados correctamente. Sí, esto puede sonar obvio, pero a veces es posible que un auricular esté ligeramente descolgado, lo que causa que todos los teléfonos del hogar estén desconectados.

  • Vuelve a revisar el timbre del teléfono. ¿Se ha apagado?

  • Determina si tu teléfono inalámbrico está causando problemas. Obtén más información sobre cómo mejorar el rendimiento de tu teléfono inalámbrico.

Tip: ¿Tienes más de cuatro teléfonos u otros equipos enchufados en tus tomas? Es posible que hayas excedido la capacidad de carga de tu línea. Desenchufa todos los teléfonos y los dispositivos de esas tomas. Uno a uno, vuelve a enchufarlos. Cuando notes nuevamente el problema, sabrás que has alcanzado la capacidad de carga máxima de tu línea telefónica.

Sigue examinando tus teléfonos para ver los cables. Buscas cortes, roturas, marcas de mordiscos o cables sueltos.

Incluso pequeñas muescas o cortes pueden causar un tono de marcado intermitente y problemas con las llamadas. Pasa los dedos a lo largo del cable del teléfono para sentir algún daño que quizá sea difícil de ver. Reemplaza cualquier cable dañado que encuentres.

Según dónde se encuentre el inconveniente, los problemas con el cableado interno pueden afectar a uno o a todos tus teléfonos. Si encuentras problemas de cableado más importantes, lee más sobre cómo reparar los cables y las tomas del teléfono

En primer lugar, haz una inspección visual de cada toma buscando daño evidente. Luego, trata de identificar qué toma (si hubiere) no funciona correctamente y averigua si está en servicio.

Inspección del hardware

Usa una linterna para ver dentro de cada toma. Deberías poder ver claramente las clavijas doradas de cada una. Si las ves de color azul, verde, negro u oscuro, probablemente hayas encontrado un problema. Presta especial atención a las tomas que puedan estar expuestas a la humedad. La condensación del agua (o la exposición al amoníaco en la orina de las mascotas) pueden causar que los contactos de cobre se corroan.

Podría haber más de una toma que no funcione. Si encuentras una que no funciona, sigue buscando otras.

Luego, verifica que cada toma funcione adecuadamente, empezando por las que se vean dudosas.

Inspección del servicio

  1. Desenchufa todos los teléfonos de las tomas. Si usas teléfono inalámbrico, también desenchufa la base del tomacorriente. Si tienes algún otro equipo enchufado en la toma (receptores satelitales, módems de computadoras, dispositivos de identificación de llamadas, máquinas de fax, contestadores automáticos y sistemas de alarma/seguridad), también desenchúfalo.

  2. Luego de haber desenchufado todos tus equipos, espera un minuto y luego conecta un teléfono con cable en cada toma. Deberías oír un tono de marcado fuerte y claro. De lo contrario, anota qué escuchaste.

  3. Repite el paso dos para cada toma.


Si en todos los tomas logras escuchar un tono de marcado fuerte y claro, es probable que el problema sea tu teléfono. Prueba reemplazarlo.

Si escuchas un tono de marcado apagado o intermitente, anota qué tomas parecen no estar funcionando y qué escuchaste cuando los probaste. Luego, lee Cómo reparar los cables y las tomas del teléfono.

Si no tienes tono de marcado en ninguna de las tomas, puedes utilizar nuestro Solucionador de Problemas para verificar si hay alguna interrupción del servicio en tu área. También puedes probar tu servicio en tu Dispositivo de Interfaz de Red (NID). Lee cómo solucionar problemas si no tienes tono de marcado.

Solución a problemas con tu servicio de Internet o Home Phone.

Puede ser que tu teléfono y las tomas no sean el problema, sino que otros electrodomésticos estén interfiriendo en tu servicio.

Entre los equipos que pueden causar interferencia se encuentran, por ejemplo, receptores satelitales de TV, módems de computadoras, dispositivos de identificación de llamadas, máquinas de fax y sistemas de alarma/seguridad.

Las señales típicas de interferencia incluyen ruido en la línea, diafonía/otras conversaciones, tono de ocupado mientras se habla y tono de marcado intermitente.

Para probar tu equipo:
  1. Desconecta tus teléfonos de las tomas y de los tomacorrientes.
  2. Desconecta cualquier otro equipo que utilice una toma.
  3. Luego de haber desenchufado todos tus equipos, espera un minuto y luego conecta un teléfono con cable en cada toma; prueba de a una toma por vez.


Deberías oír un tono de marcado fuerte y claro al probar cada toma. De lo contrario, anota qué equipo está enchufado y qué escuchaste al probar la toma.

Si hay interferencia pero no quieres desenchufar el equipo problemático, prueba instalar un supresor de radio o un filtro de radio/ruidos en tu línea.

Consejo: Si quienes te llaman te dicen que escuchan tonos de fax, pero tú no tienes una máquina de fax, el problema podría estar en tu receptor satelital. Prueba desenchufar el receptor de la línea telefónica y vuelve a intentar. Si el inconveniente desaparece, el problema es el receptor y necesitas ponerte en contacto con el proveedor de tu TV satelital para que lo solucione.

¿Te pareció útil esta página?