¿Qué es el phishing?

El phishing es una estafa habitual en Internet que usa emails y sitios web de apariencia oficial para lograr que compartas tu información personal con los delincuentes para que roben tu identidad y cometan fraude.

Ten cuidado con cualquier email o sitio web que te solicite información confidencial y busca estas señales de advertencia antes de compartir información de manera electrónica.

Señales de advertencia más comunes:

  • Errores ortográficos o gramaticales. Las organizaciones verdaderas suelen cometer algún que otro error de vez en cuando, pero si el mensaje está tan plagado de errores que ni tu maestro de primaria lo aprobaría, es muy probable que se trate de una estafa.

  • Dirección "PARA/DE" que parece sospechosa. Las direcciones "DE" pueden falsificarse fácilmente, así que presta atención al campo "PARA". ¿Figura tu dirección de email? Si no es así, es probable que el mensaje sea un intento de phishing.

  • No hay información personal en el email. La mayoría de las instituciones legítimas tienen registrada tu información y se dirigirán a ti por tu nombre. Los saludos como "Estimado Cliente" son sospechosos. No obstante, los pescadores cibernéticos o "phishers" pueden acceder ilegalmente a los registros públicos y los sitios de redes sociales para obtener tu información personal, así que no supongas que un mensaje es seguro solo porque incluye tu nombre u otra información.

  • Solicitudes de información personal. La información confidencial como contraseñas, números de cuentas bancarias y números del seguro social jamás debería enviarse por email. CenturyLink, PayPal y tu banco son ejemplos de compañías que nunca pedirían información personal en un email.

Si recibes un email de phishing en tu buzón de email de CenturyLink, reenvíanoslo. O puedes denunciarlo como spam.

¿Te resultó útil este artículo?